Tour Gastronómico por el Trastevere

Surgió como algo no planeado del viaje. Estando en Roma, Santiago se ganó un tour gastronómico nocturno por el Trastevere para dos personas. Además de divertido, no podíamos desairar el regalo. Así que fuimos al Ponte Garibaldi, nuestro “meeting point” a averiguar de qué se trataba. No sabíamos que era grupal, así que bastante congelados por el  frío invierno de enero, esperamos al resto de la comitiva, gente de otras partes del mundo. Obvio, todos nos comunicamos en inglés!

celular-enero-2015-280
No se pierdan el detalle del teléfono!

Por suerte, nos habían adelantado una breve descripción de lo que íbamos a comer, porque comimos sin parar! Empezamos en una mini fonda por la cual no dábamos dos mangos. Nos miramos y pensamos “¿esto es el tour”?. Enseguida avanzaron unos platos con unos alcauciles gratinados deliciosos. Y un vinito, obvio….

 

Qué decirles! De ahí fuimos aun restaurant que tiene una cava de más de 2.000 años de antigüedad, donde nos recibieron con unos vinos impresionantes y unas entradas riquísimas.

ROMA 2015 1129
“Spirito Divino”, una cava que tiene más de 2.000 años de antigüedad. Impactante y excelente comida!

 

ROMA 2015 1216
El “maestro” pizzero en La Renella

Partimos luego a una pizzería muy buena “La Renella” (vayan!), después a un lugar que se especializa en albóndigas, tre-men-das!

celular-enero-2015-286
Albóndigas de arroz con queso, muy ricas!

 

ROMA 2015 1212
Pizza para todos los gustos en La Renella

 

 

 

 

 

 

 

 

Pero esto no termina acá….hubo pasada por una galletitería que cocina todo sin manteca, usando aceites naturales. Después siguió una degustación de fiambres. Y por si todo esto fuera poco, sííííí, todavía hay mássss, “Ferrarino”, un restaurant de pastas, excelente, donde trajeron a nuestra larga mesa, fuentes interminables de ravioles, agnolottis y gnocchis!

ROMA 2015 1221
“Ferrarino”, un restaurtant de pastas espectacular!

Fue una noche memorable, volvimos en taxi porque no podíamos dar un paso de todo el morfi que teníamos encima, pero tan divertimos y un poco alegrones, que es algo que aconsejo y recomiendo. No hace falta aclarar que veníamos con hambre, habiendo comido alpiste. Porque si no, no sé cómo hubiéramos hecho para probar todo!

CELULAR ENERO 2015 290
Aunque no lo crean, después de todo, terminamos en una heladería!

Dejar respuesta