VATICANO, UN ESTADO MÁS GRANDE DE LO QUE APARENTA

Quienes visitan Roma, no pueden dejar de pasar por el Vaticano. No se trata de una cuestión religiosa, sino de conocer la inmensidad de siglos de arte, pintura e historia acumulados en este Estado tan pequeño. No es solamente la Basílica de San Pedro, sino además, sus jardines, pinacoteca y muchísimas obras de arte.

roma-2015-489

roma-2015-640
Al fondo el Castel Sant´Angelo. Toda la zona, además del puente, es peatonal.

Como el Vaticano está del otro lado del río Tíber, una linda forma de llegar es cruzando hacia Castel Sant´Angelo, un puente mandado a construir por el emperador Adriano en el año 134. Es un puente peatonal, así que es genial para sacar fotos y apreciar la belleza de las esculturas, todas realizadas por artistas italianos.

roma-2015-380
Galería de estatuas y esculturas en el Museo de Antigüedades Clásicas: allí se encuentran el Museo Chiaramonti y el Pío Clementino.

 

 

 

 

 

 

Una vez que llegaste al Vaticano, mi recomendación es que empieces por los Museos Vaticanos. Es un conjunto de Museos. Pretender verlo entero en un día es una misión imposible. Si podés planificar tu visita, mucho mejor. Los clásicos visitados por la gente son: las Estancias (o habitaciones) de Rafael, el Museo Pío Clementino, el Museo Chiaramonti y la Capilla Sixtina. Para mi primera visita, tomé una guía, así podía entender qué estaba viendo. Realmente es inabarcable.

¿Te preguntás por qué estoy mostrando esta escultura? Es el famoso “Torso de Belvedere“, realizado por el escultor griego Apolonio en el siglo I AC. Los griegos eran famosos por su forma de esculpir el cuerpo humano, lo cual motivaba a los romanos a contratarlos para adornar sus casas. roma-2015-410Este torso, supone una figura humana perfecta que habría estado montada sobre un animal. La definición flexión de los músculos es tan magnífica, que el Torso de Belvedere se expone como el modelo de perfección de la figura humana.

Tenés mucho para elegir. Lo último que se visita es la Capilla Sixtina, famosa por los frescos pintados por el genial Miguel Angel. La Capilla es muy grande y no se permite sacar fotos (así que esta está bajada de Internet, no es mía). “El Juicio Final” está inspirado en el Apocalipsis de San Juan y como dato de interés, en su momento, causó mucho revuelo la aparición de figuras desnudas dentro de un templo religioso. El Juicio Final representa a  Jesús como figura central y su decisión sobre quienes ascenderán al Cielo o irán al Infierno. Una vez finalizada la visita de la Capilla Sixtina, termina la posibilidad de ver otras salas de los Museos Vaticanos.

capilla-sixtina
Cristo es la figura central del Juicio Final. A su lado se encuentra María, su madre, así como otros Santos y Mártires. Por ejemplo, San Pedro tiene en sus manos la característica llave.

 

Para info sobre horarios y exposiciones: http://mv.vatican.va/4_ES/pages/MV_Home.html

Dejar respuesta