¡QUE VIVA MEXICO!

Desde muy chiquita quise conocer México. La razón puede parecer muy infantil pero es real: hasta bien entrada mi adolescencia leía muchas historietas, comics y libros que acompañaron toda esa etapa de mi vida. Estaban traducidos del inglés al español pero desde editoriales mexicanas. Sabía todas las palabras que en Argentina tienen un significado similar: nevera, furgoneta, playera, chamba, lana y miles más. Me causaba una intriga enorme entender por qué este país tan lejano podía dominar el español y traernos su versión del lenguaje. Tenía la fantasía de un país gigante, inmenso. Y no me equivoqué a pesar de mi edad!

mexico-df-086-ok
Vista del DF y Jardines del Parque de Chapultepec desde el Castillo de Chapultepec

Antes de conocer el DF (Distrito Federal) conocí Playa del Carmen por vacaciones (ahh, relax puro). Pero el DF era una cuenta pendiente. Apenas llegué, salí corriendo del hotel, quería devorarme la ciudad, atrapar todo. Como es una ciudad enorme, me organicé según las zonas que quería conocer: algunas cercanas al hotel las hice caminando (depende del hotel donde estés alojado, yo estaba en la zona de Polanco). Para las otras recurrí al Bus Turístico Oficial, que tiene el sistema de hop on-hop off, con rutas prediseñadas. Te lo recomiendo sin dudar, las rutas son muy buenas, aunque a veces la frecuencia no es la deseada (demora en llegar). Ni se te ocurra alquilarte un auto para recorrer el DF porque el tránsito es muy intenso!

Lo primero que visité fue el Parque de Chapultepec, un maravilloso pulmón verde en medio de la ciudad. Dentro está lleno de lagos, esculturas y otras obras de arte. Pero lo más atractivo para mí es el Castillo de Chapultepec.

mexico-df-095
Fachada exterior del Castillo de Chapultepec

 

mexico-df-074
Jardines del Castillo de Chapultepec

El Castillo de Chapultepec está en lo alto de una colina del Parque. Se puede llegar caminando o subir en un trencito. Como tenía poco tiempo, me tomé el tren y en 5 minutos estaba ahí (hay que pagar un mínimo fee). El palacio es espectacular y allí se conserva el Museo Nacional de Historia, que exhibe objetos relacionados a la historia de México. Desde la revolución del legendario Pancho Villa hasta carruajes y porcelana de la época de Emperador Maximiliano I en 1863.

El Castillo de Chapultepec abre de martes a domingo de 9 a 17 horas. Para más info: http://castillodechapultepec.inah.gob.mx/index_2.html

mexico-df-190
Máscaras realizadas con aplicaciones de jade sobre base de estuco

Como ese día había empezado a llover, bajé y crucé de nuevo el Parque hasta el Museo Nacional de Antropología. No estaba preparada para las maravillas que me iba a encontrar! El museo conserva miles de piezas vinculadas a las culturas precolombinas, de una belleza imposible de describir. Son muchas salas y la visita lleva más de 3 horas si se quiere observar y aprender lo que estamos viendo. Hay por ejemplo, máscaras recubiertas de jade, con una estructura geométrica perfecta.

 

 

mexico-df-202-juego-de-pelota
El juego de la Pelota, popular en la población indígena

El Juego de la Pelota era muy popular en las tierras mexicanas. En salas contiguas se exhiben “anillos de piedra” por donde debía pasar una pelota de caucho, deporte practicado en canchas o patios por diversas culturas indígenas americanas.

 

 

El monumento escultórico por excelencia que identifica a los mexicanos es la “Piedra del Sol“. Anteriormente, fue confundido con un calendario azteca, ya que presenta soles y los nombres de los días. Sin embargo, la piedra era un gran altar de sacrificio gladiatorio.

mexico-df-203-calendario
La Piedra del Sol

Estas son solo algunas de las piezas que podremos encontrar dentro del Museo. Es un lugar que transmite con mucha intensidad el desarrollo, las creencias y modo de vida de las distintas civilizaciones que poblaron el territorio mexicano. Vale la pena tomarse el tiempo y disfrutarlo. Ir con paciencia, porque si bien no hay mucha gente, es muy grande y hay muchísimo para ver.

Para más información: http://www.mna.inah.gob.mx/index.html

 

 

Dejar respuesta